Política Fiscal Vs. Política Monetaria

Los estudiosos de las políticas económicas sostienen que existen dos tipos de herramientas para influir en la economía de un país: las políticas fiscales y las monetarias.
La política fiscal se refiere al gasto público y a la recaudación de ingresos. Por ejemplo, cuando la demanda es baja en la economía, el gobierno puede intervenir y aumentar su gasto para estimular la demanda. O puede bajar los impuestos para aumentar los ingresos disponibles para las personas, así como las corporaciones.
La política monetaria se refiere a la oferta de dinero, que se controla a través de factores tales como tasas de interés y los requisitos de reserva para los bancos. Por ejemplo, para controlar la alta inflación los responsables políticos (generalmente un banco central independiente) puede elevar los tipos de interés, reduciendo así la oferta monetaria.
Estos métodos son aplicables en una economía de mercado, pero no en una economía fascista, comunista o socialista.    

Herramientas de la política

Tanto la política fiscal  como la monetaria pueden ser expansivas o contractivas. Las medidas políticas adoptadas para aumentar el PBI y el crecimiento económico se llaman expansivas. Las medidas adoptadas para frenar una economía "recalentada" (por lo general cuando la inflación es demasiado alta) se denominan medidas contractivas.

Puntos de interés en la política fiscal

Los poderes legislativo y ejecutivo de la política fiscal se encargan del control del gobierno. Los responsables políticos utilizan herramientas fiscales para manipular la demanda en la economía. Por ejemplo:
-Impuestos: Si la demanda es baja, el gobierno puede reducir los impuestos. Esto aumenta la renta disponible, estimulando así la demanda.
-Gasto: Si la inflación es alta, el gobierno puede reducir su gasto eliminando de este modo la propia de la competencia por los recursos en el mercado (tanto de bienes como de servicios). Esta es una política contractiva que bajar los precios. Por el contrario, cuando hay una recesión y la demanda agregada está decayendo, el aumento del gasto público en proyectos de infraestructura conduciría a una mayor demanda y el empleo.
Ambas herramientas afectan a la posición fiscal del gobierno es decir, el déficit presupuestario sube si el gobierno aumenta el gasto o disminuye los impuestos. Este déficit se financia con deuda; el gobierno pide dinero prestado para cubrir el déficit en su presupuesto.

Puntos de interés en la política monetaria

La política monetaria es controlada por el Banco Central. Algunos ejemplos de instrumentos de usados en la política monetaria son:
-Tasas de interés: La tasa de interés es el costo de los préstamos o, en esencia, el precio del dinero. Mediante la manipulación de los tipos de interés, el banco central puede hacer que sea más fácil o más difícil pedir dinero prestado. Cuando el dinero es barato, hay más crédito y más actividad económica. Por ejemplo, las empresas encuentran que los proyectos que no son viables si tienen que pedir dinero prestado en el 5% son viables cuando la tasa es sólo del 2%.
-Encaje: Los bancos están obligados a mantener un determinado porcentaje de sus depósitos en reserva con el fin de asegurarse de que siempre tienen suficiente efectivo para cumplir con las solicitudes de retiro de sus depositantes. No todos los depositantes tienden a retirar su dinero al mismo tiempo. Así que dicho porcentaje es por lo general alrededor del 10%, lo que significa que los bancos son libres de prestar el 90% restante.
-Vinculación de la moneda: las economías débiles pueden decidir si vincular su moneda frente a una moneda más fuerte. Esta herramienta se utiliza generalmente en los casos de que exista una inflación galopante y cuando otros medios para controlar la misma no están funcionando.

El acné: pastillas vs cura

Muchos jóvenes de hoy en día sufren por tener acné. Prueban en sus rostros y/o otras partes del cuerpo, todo tipo de productos, los cuales en su mayoría no surten efecto, o hasta empeoran su estado.

¿Por qué nada funciona?

Estamos en el 2015 y parece increíble que los remedios para el acné no curen esto. Ya han pasado suficientes años y, ¿nadie ha econtrado cómo eliminar el acné?. Lo más lejos que se ha llegado es con el tratamiento de isotretinoína. Pero tampoco cura el acné y sus efectos secundarios son muy fuertes, por lo que es peor el remedio que la enfermedad

Tratamientos para el acné

Existen distintas formas de curar el acné, y la Internet puede ser de gran ayuda hoy en día, siempre y cuando se encuentre con el sitio correcto, y no aquellos que pretenden comerciar libros y/o más productos inútiles. Una página interesante para poder aprender a combatir el acné es: www.quitaracne.com.ar. Yo no he probado el tratamiento pero tengo allegados que lo han hecho.

Los Dermatólogos

Uno siempre confía en los médicos, pero lamentablemente hay muchos que hoy en día no velan por tu salud. Hay varios dermatólogos que recetan productos externos y mucho peor aún, medicamentos en forma de pastillas, sin importar los efectos secundarios que el paciente puede contraer. No estudian el caso, no hacen análisis al paciente, sólo recetan lo que se les ocurre. Hay muchos, gran cantidad de imprudentes.

El acné y los jóvenes

Chicos y chicas se sienten solos en esta lucha contra el acné, porque los productos que deberían ser las armas, no sirven, y varias veces, tienen la mala suerte de caer en manos de un dermatólogo imprudente, que no actúa como un verdadero médico. Muchas veces estos chicos terminan peor de lo que estaban o sin solucionar nada, porque el camino que siguieron fue erróneo, no por su culpa, sino por los que debían curar su acné.

Conclusiones

El acné es una enfermedad cutánea que algunos médicos subestiman o no le prestan la atención requerida, llevando al joven a que pruebe distintos tipos de medicamentos para intentar curarse. Los granos y espinillas no deben ser tomados a la ligera, ya que hay jóvenes que se sienten realmente mal y acomplejados con esto. Tampoco hay que meterse en ese mundo del complejo y de la obseción, porque conducirá a peores resultados tanto para la afección como para el bienestar de la persona. Lo importante es saber que existen caminos naturales para poder intentar curar el acné, ya que las pastillas no lo son.